BUDAPEST EN 3 DÍAS

La grandeza de un Imperio reside en ella, impregnando aún a día de hoy algunas de sus calles y monumentos. El viajero encontrará en Budapest una ciudad de contrastes donde conviven en sintonía la mezcla de épocas, que han marcado la historia del país.

Camino al centro nos sorprenderá la belleza de sus edificios, muchos de ellos con detalles neoclásicos, recordándonos a ciudades como Viena. La gran variedad de estilos, materiales y edificaciones hacen de la ciudad, un lugar perfecto para fotografiar.

Su diversidad, oferta de ocio y opciones culturales, hacen de Budapest un lugar ideal para viajar un puente o fin de semana largo.


Eduardo G. ⓒ

¿Qué ver en Budapest?

En primer lugar, conviene programar un poco nuestro viaje. La ciudad de Budapest se divide en distritos y tiene más de una veintena. Lo mejor es dividir el mapa en varias partes y a partir de ahí elegir una sección para cada día.

A continuación, te propongo un planning basado en las veces que he viajado a la capital húngara, pero puedes seguirlo o variarlo en función de los horarios de tus vuelos o duración de tu estancia.

Día 1

1. Basílica de San Esteban (en húngaro  Szent István-bazilika)

El templo recibe este nombre en honor al primer rey de Hungría, Esteban I. En su interior se encuentra la reliquia de la mano derecha del Santo. La basílica es de estilo neoclásico y posee una planta de cruz griega, además de una altitud en su punto máximo de 87 metros, convirtiéndose junto al Parlamento en uno de los edificios más altos de la ciudad.

En la actualidad, es posible subir a una de las torres, desde donde se tiene una perfecta panorámica. Mi recomendación es visitarla a primera hora de la mañana o antes de que cierren, para que la luz sea lo más agradable posible. La entrada a la Basílica es gratuita y subir a la torre cuesta 500 ft. menos de dos euros. 

Basílica de San Esteban. Eduardo G. ⓒ

2. Avenida Andrássy (Andrássy út)

Tras visitar la Basílica, a pocos metros queda la Avenida Andrássy, la avenida principal y más notoria de la ciudad. Puedes recorrerla hasta Oktogon y comer en alguno de los restaurantes de la misma calle o zonas aledañas.

A medida que vayas avanzando, quedarás fascinado por los edificios y palacios de estilo neorrenacentistas que flanquean el bulevar a un lado y al otro, pudiendo encontrar boutiques de lujo en los locales.

Una vez llegados a Oktogon, lo mejor es tomar un metro hasta Hősök tere (Plaza de los Héroes), aunque también se puede ir andando para bajar un poco la comida.

3. Plaza de los Héroes (Hősök tere)

En ella se encuentran los reyes y principales figuras de la historia del país. Además, a un extremo tenemos el Museo de Bellas Artes (el edificio más clásico) y el Museo de Exposiciones Artísticas al otro.

Si continuamos de frente, nos adentramos en el parque de la ciudad.

4. Castillo de Vajdahunyad (Vajdahunyad vára)

Se trata de un complejo de edificios construidos para la exposición de 1896, entre ellos el Castillo de Transilvania, que da nombre al recinto.

En el parque además del castillo se encuentran los baños de Széchenyi, un zoológico, un circo y de vez en cuando ferias y eventos.

5. Baños Széchenyi (Széchenyi Fürdő)

Se trata de los mayores baños termales de Europa, con 18 piscinas termales y más de 8 saunas secas y húmedas. Su construcción de comenzó en el año 1913 en un estilo neobarroco, sufriendo una posterior ampliación que finalizó en el 1938 con la perforación de otro pozo, que surtiera de agua suficiente al complejo.

Lo mejor es ir en horas en las que no haya gran conglomeración de personas, ya que puede resultar algo incómodo y no disfrutar como se merece. Para poder acceder, es obligatorio el uso de chanclas y toalla.

Página web oficial de los baños, donde se puede comprobar los horarios y precios:

6. Ópera Nacional de Hungría (Magyar Állami Operaház)

Tras un relajante baño no hay nada mejor que disfrutar de un concierto, ballet u ópera en la Ópera Nacional de Hungría, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, y que poco o más bien nada, tiene que envidiar a la Ópera de Vienna.

El edificio abrió sus puertas en 1884 y remodelado en 1980, reduciendo su capacidad. Actualmente, es considerado como una de las óperas con mejores acústicas del mundo, por ello te aconsejo que te hagas con un par de entradas para alguna de sus obras o conciertos, que puedes conseguir a partir de 5€ si las compras con antelación a través de su página web. Te aconsejo que revises bien en que edificio se realiza la obra que quieres ver, ya que también tienen un auditorio que no se encuentra en la ópera.

(En el 2018 se encuentra en obras y se prevé la apertura en 2019)


Día 2

1. Parlamento de Budapest (Országház)

Es el edificio más emblemático de la ciudad y el primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en Budapest. Es de estilo neogótico, ricamente decorado, con unas dimensiones de 268 metros de largo y una cúpula que se yergue de 96 sobre el suelo. Estas cifras lo convierten en el segundo parlamento más grande del mundo, superado solamente por el de Rumanía.

Lo más recomendable es que si quieres visitarlo, compres las entradas con antelación, a través de la página web. Tienen tours guiados en gran cantidad de idiomas y varias veces al día, con una duración de aproximadamente 45 minutos.

A continuación, te facilito el enlace en el que podrás ver los precios y más información de interés sobre el parlamento:

Parlamento de Budapest. Autor Eduardo G. ⓒ

2. Castillo de Buda (Budai Vár)

El actual castillo poco tiene que ver con el primero que se construyo en el siglo XIV en estilo tardogótico. Tras la Segunda Guerra Mundial, debido a su posición elevada, el castillo sufrió bastante y el posterior gobierno comunista decidió reconstruirlo en un estilo neoclásico, omitiendo cualquier tipo de referencia a la monarquía.

En su interior nos encontramos con la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.
Además, en un edificio contiguo se encuentra la actual residencia del Presidente de Hungría, el Palacio Sándor. 

3. Iglesia de Matias o Iglesia de Nuestra Señora (Mátyás templom)

La localización de esta iglesia data del año 1015, posteriormente cada rey añadía algo nuevo al templo. Posteriormente, tras la invasión de los turcos, la iglesia se convirtió en mezquita y no fue hasta 150 años después, que los germanos ocuparan de nuevo el territorio, que volviera a ser lugar de culto para cristianos.

El resultado actual es obra del arquitecto Frigyes Schulek que le daría el aspecto que tiene hoy en día.
Para mi gusto y en mi opinión, la iglesia impresiona más por su decoración y arquitectura exterior que por el interior. Por fuera, lo que más te llamará la atención serán los tejados coloridos y cerámicos, por dentro, las paredes pintadas en vivos colores.

Para acceder es necesario pagar una entrada, que se puede combinar con la subida a una de las torres y entrar al Bastión de los Pescadores.

En la página web hay información de los horarios, conciertos y entradas, aunque estas se pueden comprar en la puerta:

4. Bastión de los Pescadores (Halászbásty)

Se trata de una construcción con función decorativa, de estilo neorrománico y neogótico, en honor a las siete tribus que allí se asentaron y a los pescadores que defendían sus murallas.

Pagar entrada por subir las escaleras no se si te compensará, ya que tienes las mismas vistas o mejores, por estar más centradas, desde alguna de las terrazas, que encontrarás de libre acceso.

5. Ruszwurm Cukrászda

En una calle muy próxima a la Iglesia de Matías se encuentra este lugar. Se trata de la confitería más antigua de todo Budapest, data de 1827 y ofrece dulces típicos húngaros. Las especialidades de la casa son la Dobos torte (tarta Dobos) y el Esterházy, otro dulce típico elaborado a base de crema de mantequilla con coñac o vainilla. Si vas, también te recomiendo probar los strudel son increíbles también, en especial el de cerezas.

Dobos torte de Ruszwurm Cukrászda. Eduardo G. ⓒ

6. Puente de las Cadenas (Széchenyi lánchíd)

Fue el primer puente en unir Buda con Pest, construido entre 1839 y 1849, en aquel entonces, era uno de los puentes más largos del mundo, con 375 metros de largo. En el asedio del Ejército Rojo, durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes dinamitaron el puente, facilitando así su huida. Tras estos hechos, fue reconstruido e inaugurado en 1949, en honor al centenario.

7. Bares ruina (ruin pubs)

Su ubicación se encuentra en el antiguo barrio judío, donde los edificios y solares vacíos hacían del barrio un lugar donde nadie quería vivir. En el año 2000, una iniciativa empezó a fomentar un tipo de movimiento en el que se aprovechaban estos edificios, dando la apariencia de ruinosos, pero habilitándolos como bares y restaurantes, sobretodos dedicados al street food, como un modelo alternativo y moderno.

A día de hoy, existen más de 30 establecimientos de este estilo repartidos por el antiguo ghetto. Convirtiéndose en una genial alternativa, para salir por la tarde noche a tomar algo, disfrutar de buena música y ambiente.

A continuación, te facilito un enlace en el que puedes ver los bares ruina más famosos:


Día 3

1. Gran Sinagoga de Budapest (Dohány utcai zsinagóga)

Es la sinagoga más grande de toda Eurasia y la segunda más grande del mundo, después de la de Nueva York. Merece la pena visitarla, ya que el templo cuenta con una distribución muy peculiar, además de observarse una mixtura arquitectónica muy enriquecedora, fruto de la combinación de elementos culturales e influencia de otros países.

Existen tours gratuitos, para los que debes de esperar dentro de la sinagoga, al lado de la bandera correspondiente a tu idioma. En la puerta, tienes los horarios a los que empiezan. Las entradas se pueden comprar en la puerta el mismo día y cuestan entre 10 y 13 euros, los estudiantes tienen descuento:

2. Mercado Central de Budapest (Központi Vásárcsarnok)

Se trata del mercado más famoso y visitado de Budapest. En él, los turistas podrán encontrar frutas, carne, miel, paprika y dulces típicos húngaros. Además, dispone de una pequeña zona de restauración donde se pueden degustar algunos de los platos, como el langos.

Horario:
  • Lunes 6:00 - 17:00
  • Martes 6:00 - 18:00
  • Miércoles 6:00 - 18:00
  • Jueves 6:00 - 18:00
  • Viernes 6:00 - 18:00
  • Sábado 6:00 - 15:00
  • Domingo - Cerrado
3. Puente de la Libertad (Szabadság híd)

Une las dos partes de la ciudad, pero en este caso a la altura del Mercado Central y los Baños Gellért. Este puente se finalizó en el 1896, basándose su sistema en el mencionado anteriormente Puente de las Cadenas, pero con una apariencia diferente.

4. Colina Gellért (Gellért-hegy)


Puente de la Libertad y Colina Gellért. Eduardo G. ⓒ

Está situada en Buda y en ella encontramos:

- La Ciudadela: que era un complejo militar defensivo.
- Hotel Gellért.
- Balneario Gellért: con aguas termales y gran cantidad de tratamientos.
- Iglesia de la Colina Gellért.

Al contrario que para subir al castillo de Buda, en la colina es necesario subir andando. Una rampa y algunos tramos de escaleras te llevarán a lo alto de la colina, desde la que tienes unas bonitas vistas a 235 metros. Tanto el hotel como el balneario, se encuentran en la parte baja de la colina, por lo que no tendrás que subir para visitarlos.

Te dejo la página de los baños, por si quieres visitarlos: http://www.gellertbath.hu/

Y hasta aquí los tres días! De todas formas, te dejo más sitios, restaurantes, platos típicos y consejos a continuación!

Otros sitios de interés

Isla Margarita (Margitsziget)

Se trata de una isla artificial de 2,5 km de largo, anteriormente existían tres pequeñas islas en su lugar. En 1814, fue en este lugar donde se reunieron el zar Alejandro I de Rusia, el Rey Federico Guillermo III de Prusia y el Emperador Francisco I de Austria, aliados en contra de Napoleón.

Para los amantes del running, es un sitio perfecto para entrenar, ya que hay un camino de caucho que recorre toda la isla y además está indicado cada 500 metros.

Estación de trenes Budapest-Nyugati

Es una de las principales estaciones de trenes de Budapest, su construcción data del 1877 y su construcción fue llevada a cabo por la empresa Eiffel. Por su belleza y estilo arquitectónico ha sido escenario de películas, entre las que destaca Misión Imposible Protocolo Fantasma.

New York Café de Budapest

El café fue inagurado en 1894 y era el lugar de reunión de escritores, compositores y personajes relevantes de la época. Debido a la guerra permaneció varios años cerrado hasta su reapertura en 1954. Recientemente, el Gorrión Rojo muestra algunas escenas tomadas en dicho lugar.
Te aconsejo ir si tienes tiempo, ya que merece la pena disfrutar de música clásica en directo, rodeado de esa atmósfera palaciega que se respira.

Si vas, te recomiendo probar la tarta Sacher, para mi gusto, la mejor que he probado hasta ahora.
http://www.newyorkcafe.hu/menu.html

New York Café. Autor: Marriott (https://www.marriott.com).


Café Central (Centrál Kávéház és Étterem 1887)

Al igual que el anterior, este café es famoso por haber sido el punto de encuentro de personalidades durante muchos años, pero a diferencia del New York, teste es bastante más económico.

Zapatos en la orilla del Danubio (Cipők a Duna-parton)

Se trata de 60 pares de zapatos esculpidos en hierro, como homenaje a los judíos que fueron obligados a quitárselos antes de realizar las marchas efectuadas por el ejército alemán durante la II Guerra Mundial.

Cementerio de Kerepesi

Es un cementerio en el que encontrarás esculturas, curiosos mausoleos y obras. Un lugar diferente que visitar y con algún que otro monumento por los caídos.


Moneda

La moneda oficial es el florín húngaro, equivalente más o menos a 1ft = 0,00313€. Tras mi experiencia en unos cuantos viajes a países extranjeros, mi consejo es que cambies allí directamente en una casa de cambio, ya que será la forma en la que pierdas menos.

En la calle Nador, cerca del Parlamento, yo encontré el mejor tipo de cambio. Esto no quiere decir que tengas que cambiar allí o que sea el mejor en el momento, pero estaba en la bolsa a 0,00313€ y en este lugar lo ofrecían a 0,00310 por lo que la pérdida era mínima.

No cambies más de 50€ por persona, ya que en casi todos los sitios se admite tarjeta de crédito. Reserva el efectivo para los mercadillos, pequeños establecimientos o puestos y las propinas.

Restaurantes

Ahora vamos a lo importante... la comida. En Hungría te encontrarás que casi todo se especia con paprika, lo que viene siendo básicamente pimentón. Es muy fácil comer bien por menos de 10€, la cerveza es bastante barata y tienes menús en bastantes sitios.

Langos Papa (Budapest, Andrássy út 38, 1061 Hungría)
Se encuentra en la calle donde está la Opera, un poquito más abajo en dirección al Oktogon. No es de lejos el mejor restaurante de Budapest, pero sí uno donde comerás el mejor langos.
El langos es un plato típico de Hungría, está elaborado a base de patata, harina y agua. Sobre esta base se le adicionan los ingredientes que uno desee. La más "ligera" es la de rúcula, con crema agria y queso.
En este restaurante podrás comer por menos de 5€ un primero, no muy elaborado, un segundo, el langos y el postre, (el strudel es la mejor opción).

Frici Papa (Budapest, Király u. 55, 1077 Hungría)
Este restaurante es famoso por sus buenos precios y comida tradicional húngara. Se encuentra en la paralela a la calle Andrássy a la altura de la Opera. El único inconveniente que tiene es que hay que realizar el pago en efectivo.

Macesz bistro (Budapest, Dob u. 26, 1072 Hungría)
Un estilo totalmente diferente a los anteriores es el Macesz bistro, donde la presentación se cuida mucho más y eso sí, el precio también es superior. Se trata de cocina húngara reinterpretada en algunos de los casos y con platos kosher en su carta.
*La propina o servicio se cobra a parte.

Transporte

El transporte público en Budapest es bastante completo, ya que dispones de autobuses, trenes, tranvías, metros y trolebús, que recorren todos los rincones de la ciudad.
Los billetes se compran en unas máquinas moradas, cercanas a estaciones o paradas principales, su precio por trayecto es de un euro y muy poquito. Mi recomendación es que compres 10 billetes, para tener siempre alguno a mano.
Las maquinas tienen disponibilidad de utilizar el castellano como idioma para tramitar la operación.

Autobús express: 100E. Su precio es de 3€ aproximadamente.

Maquina de billetes. Fuente: http://hostelbudapest.blogspot.com
Si te surge cualquier duda, pregunta o necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

A volar!

Comentarios

Entradas populares de este blog